jueves, 1 de junio de 2017

"Torremolinos Gran Hotel" de Ángel Palomino, Premio Nacional de Literatura 1971

Portada del libro Torremolinos Gran Hotel, de Ángel Palomino (1919-2004)

Tiene porte de trasatlántico gigantesco con la proa avanzada sobre la playa. El hotel está como anclado y dormido en noche de gran gala, quieto y radiante, con sus trescientas terracitas iluminadas y sus iluminados jardines, con la piscina esmeralda, diáfana, agitada apenas por un rumor de espuma que tiembla alrededor del trampolín en dócil cascada de agua y luz. Del lado del mar, casi a plomo sobre las olas, deslumbrante, la fachada de cristal del comedor inmenso. En lo alto, a uno y otro lado, netas estrictas, como recortadas en el negativo de la noche, las letras versales, romanas: TORREMOLINOS GRAN HOTEL

Ángel Palomino, Torremolinos Gran Hotel, Planeta, Barcelona, página 9, 1980

Dossier Leyendo el turismo, 3 poetas (2017)

miércoles, 10 de mayo de 2017

La Teoría del viaje de MicheI Onfray: "la inocente clase de los turistas en busca del sol"

MICHEL ONFRAY (Fotografía de Joelle Dolle)


Las líneas marítimas, los enlaces aéreos, las distancias en millas, las cifras a añadir para obtener las horas locales, las carreteras, los caminos, las vías férreas, los aeropuertos corresponden a los intercambios: flujos de hombres y mujeres, circulación de personas, idas y venidas de mercancías, transferencias de inteligencia, movilidades familiarizadas con las vías trazadas en los aires, sobre la tierra y por mar a fin de llevar a los ingenieros, a los comerciantes, a los banqueros, a los industriales, a los hombres de negocios al lugar de sus fechorías. Entre ellos, la inocente clase de los turistas en busca del sol, el esparcimiento y el gasto suntuario de sus ahorros anuales

Dossier Leyendo el Turismo 2017
 

Michel Onfray, Teoría del viaje. Poética de la geografía, Taurus, 2016.

viernes, 7 de abril de 2017

Veintisiete millas de playa (Poema de Nathaniel Tarn)

Nathaniel Tarn (1953)


Dices que veintisiete millas de playa
                                               completamente vacía
blanca como hueso
                                               en Baja California

las mancharíamos tan solo un poquito
primero andaríamos de arribabajo
yendo y de regreso
señalando como nuestro el lugar
clavando        por así decir
                                               las banderas

y descansaríamos luego

pero cuando llegara el momento
la mancha que haríamos en aquella blancura sería pequeña
el tipo de mancha en un lugar
            que dejan los humanos

            enamorados         enamorados             enamorados
vestiríamos trajes de baño lanudo desde luego
yo colaría el mar en tu traje con mis labios
detenidamente te tocaría a través del traje mojado y olería
el dejo de tu venida a través del viaje

                        y tal vez un poco de sangre

            y algo de vino tal vez

pudrirían la arena como señal de nuestro paso

y luego sería el turno de los pinos si los hay
como me gusta pensarlo   que toman esa playa en sus brazos
y no distinguiríamos nuestros brazos del ramaje

nuestros corazones de las aves    las aves rojas que imagino
            en el ramaje

                        habría un hidroavión
                        que nos llevara a otras playas

donde haríamos lo mismo día tras otro

                                   enamorados        enamorados             enamorados

cómo nos merecemos esas playas



DOSSIER LEYENDO EL TURISMO 2011/2017


Nathaniel Tarn (1928) Escritor nacionalizado norteamericano nacido en París, formó parte de la generación de escritores británicos “The Group”. Ha sido traductor de Pablo Neruda y ejerció como antropólogo en Alaska y Guatemala,  autor de libros como The house of leaves (1976), Atitlan/ Alaska (1979),  The desert Mathers (1984) o Entradas y salidas de los ríos del bosque (2008).

*Extraído de la antología En algún otro lugar, de Roberto Tejada,Traducción de Héctor Manjarrez, Vuelta, 1992, México

miércoles, 8 de marzo de 2017

"Turistas" en el Valle de Aburrá. Poesía colombiana actual: Mario Ángel Quintero

El poeta y dramaturgo colombiano Mario Ángel Quintero

Los pinos llegan de turistas. Hemos abonado estas montañas para que sea así. Hemos renovado nuestra sangre por regaderas para rociar esta depresión gigante con pujanza. Ver tanto puje-puje de guasca. La Iguaná y Santa Elena bajan por las mejillas del valle, de cañada a quebrada, y de quebrada al río. Sedimentos de origen marino nos aseguran que el valle es un acuario inmenso. Los pájaros y las mariposas pasan por el aire en cámara lenta, como peces exóticos.
Estamos acostumbrados a creer en erradicaciones. Una parranda de abanicos nos vuelve cosmopolitamente cosméticos, nos vuelve eternas primaveras.
Metamórficos, construimos y vendemos para lograr la cirugía plástica perfecta, con música que llega por riel.
Así afirmamos nuestra industria, así promovemos la exportación. Ya desterradas, las flores no tienen más que venir a la ciudad y buscar una esquina donde venderse.

Dossier Leyendo el turismo, 3 poetas (2017)


Mario Ángel Quintero, "Valle de Aburrá", extraído de Mapa de las palabras, Fondo editorial Ateneo, Medellín, 2014

Hijo de colombianos, Mario Angel Quintero, publica tres libros en inglés: Globo (1993), The Fifth Season (1996) y On the Voice (2016). Desde 1995 reside en Medellín, Colombia, donde publica los libros Mapa de lo claro (1996), Muestra (1998), Tentenelaire (2006), El desvanecimiento del alma en camino al limbo (2009), Mapa de las palabras (2014), y los libros de dramaturgia Cómo morir en un solar ajeno (2009) La sabiduría de los limones (2013) y Calamidad Doméstica (2016).